Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Mesias Guevara: “A toda la clase política, incluyendo a mi partido, le ha faltado madurez”

Foto: Gobierno Regional de Cajamarca

Ronald Ordoñez

El Congreso de la República decidió no otorgar el voto de confianza al Gabinete Ministerial presidido por Pedro Cateriano, generando una nueva crisis en medio de la emergencia sanitaria en el país. Sobre el asunto, Noticias SER conversó con Mesías Guevara Amasifuén, gobernador regional de Cajamarca y presidente del partido político Acción Popular.

¿Cómo evalúa la negación de confianza al gabinete Cateriano? ¿Estamos frente a una nueva confrontación de poderes?

Lo que sucede como consecuencia de la negación de la confianza es una crisis a nivel nacional que está poniendo en jaque a la gobernabilidad y la parte del riesgo país. Lamento que los congresistas, que están en representación de la población peruana, hayan generado esta crisis. Podemos tener discrepancias ideológicas y políticas, pero en medio de la pandemia que está afectándonos severamente, es urgente que se generen consensos y las discrepancias hay que saberlas manejar.  Ahí creo que a toda la clase política, incluyendo a mi partido, le ha faltado madurez.

¿Eran Pedro Cateriano y el gabinete que conformó, el equipo de gobierno adecuado en el actual contexto de emergencia?

El paso de Cateriano tendría que analizarse en tres momentos: Un momento en la ronda de conversaciones, otro en el momento del mensaje y finalmente, otro después del mensaje. Al margen de la composición del Gabinete debimos haber apostado teniendo en consideración la coyuntura actual, porque también están los mecanismos de interpelación y la propia censura dentro del Congreso, incluso en las mismas comisiones que tienen la facultad de citar a algún ministro para que les brinde la explicación pertinente. Entonces, es ahí donde el Congreso ha podido usar los mecanismos establecidos de modo que se garantice la institucionalidad y el sistema democrático.

¿Qué opinión le merece el discurso que planteó el ex premier?

Fue muy largo, difuso, a tal punto que en la memoria del pueblo y de los congresistas quedó en que prácticamente a Pedro Cateriano solo le interesaba la reactivación económica y a través de la promoción de la gran minería. Entonces, eso generó malestar, confusión y creo que el ex premier debería realizar una autocrítica. Su mensaje quedó como pro empresarial para la gran empresa. Por eso reitero que el paso de Pedro Cateriano tiene que analizarse en tres etapas: En la ronda de conversaciones, en el propio mensaje y post negación del voto de confianza.

¿En qué posición queda el Congreso? ¿Será el actor político determinante hasta el cambio de gobierno?

El Congreso tiene en estos momentos el gran desafío de ser el articulador y canalizador de las demandas nacionales para garantizar la gobernabilidad con miras al Bicentenario, sin caer en el populismo, es decir, actuando con mucha responsabilidad. Todas las bancadas deben entender en primer lugar, que el momento por el que atraviesa el país es crítico y, asimismo, los congresistas tienen un horizonte en el tiempo que es bastante corto. Dentro de tres o cuatro meses a más tardar tenemos que conocer las planchas presidenciales, parlamentarias andinas y congresales y por lo tanto será otro escenario. Luego, desde enero también se presenta otro contexto porque estaremos en campaña y en abril, ya conoceremos a los nuevos parlamentarios. Por lo tanto, el Congreso tiene la responsabilidad de actuar con absoluta serenidad y prudencia, de lo contrario, se va a generar un caos como el que estamos viviendo. Eso también significa dejar de lado los intereses partidarios y personales.

Precisamente, la bancada de Acción Popular dividió sus votos y la mayoría se abstuvo ¿cuál es su evaluación de los votos de su partido?

La bancada debió presentar mayor cohesión, articulación, actuar de manera conjunta. Si bien es cierto, en anteriores oportunidades siempre se han dado votaciones divididas en amarillo, blanco o rojo, en esta oportunidad correspondió hacer un gran esfuerzo porque no solamente es la imagen del partido, sino la gobernabilidad. Por lo tanto, la bancada tuvo que coordinar más y el vocero ha debido realizar un mayor esfuerzo para lograr esa cohesión.

¿Cuál debe ser la posición del Poder Ejecutivo y qué margen de acción tiene?

El presidente tiene la prerrogativa que le otorga la Constitución de designar en las carteras a hombres y mujeres que sean de su confianza o que piensen igual. Fundamentalmente, que tengan la capacidad de operativizar los objetivos estratégicos del gobierno nacional y por supuesto, el presidente del Consejo de Ministros tiene que ser concertador. Como le dije a Pedro Cateriano, mínimamente se requieren dos esfuerzos: Consolidar el Ejecutivo en los tres niveles de gobierno y articular con el Congreso de la República. Eso tiene que hacerse en el cortísimo plazo y sin lugar a dudas, las fuerzas políticas tenemos que colaborar para que eso se cumpla. Tenemos que pensar fundamentalmente en la parte política y también electoral porque ingresamos a un proceso de transición.

Finalmente, ¿cuál debe ser el perfil de quien asuma la Presidencia del Consejo de Ministros?

Que sea una persona que tenga un amplio consenso, con facilidad de concertar con todas las fuerzas políticas, con la facultad de conversar, que conozca la función pública y el funcionamiento del gobierno y Estado en su conjunto, porque el Premier también tiene que participar en el Consejo de Estado y debe tener una visión holística. Por supuesto, también debe tener cataduras morales. Ahora, se necesita sabiduría para toda la clase política, no podemos seguir en el camino de la inestabilidad por el bien del pueblo peruano.