Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Mabel Cáceres: Los candidatos en Arequipa están en una gran orfandad

Arequipa, es una de las regiones que definirá la elección de su próximo gobernador en segunda vuelta. Los candidatos Elmer Cáceres Lica de Unidos por el Gran Cambio y Javier Ismodes de Arequipa Transformación, están buscando concretar alianzas y estrategias que les permitan captar a la enorme porción del electorado que no los respaldó en primera vuela. Para conocer el escenario político que se vive en la región Arequipa, Noticias SER conversó con Mabel Cáceres, Directora de “El Búho”, revista y diario digital de Arequipa.

 

¿Cuáles son las características del escenario político de segunda vuelta electoral que se vive en la región Arequipa?

La segunda vuelta electoral se caracteriza por una apatía en el electorado, un desencanto que evidenció con el alto voto nulo de la primera vuelta. Creo que el voto viciado va a ser igual o mayor porque hay algunos colectivos y personalidades que apoyan esta opción, como  una forma de protesta frente a lo que consideran que no hay partidos serios ni candidatos mínimamente aceptables.

¿Se han definido alianzas concretas de los dos candidatos de segunda vuelta con algunos sectores políticos y sociales?

No de manera clara y definida. Hay la intención de ambos candidatos de ir ganando adeptos a través de alianzas con instituciones como los colegios profesionales, algunas personalidades o los movimientos que quedaron fuera de la segunda vuelta. En verdad los candidatos en Arequipa están en una gran orfandad, porque su votación en primera vuelta de 18.5% del candidato Elmer Cáceres  y de 13.16% de Javier Ismodes, y si  consideramos el ausentismo  y el voto nulo su respaldo ha sido todavía menor. Esto anuncia que la gobernabilidad va a ser muy difícil por esta falta de legitimidad.

¿Se puede decir cuál de ellos tiene mayores posibilidades de ganar la segunda vuelta?

Viendo los resultados de la primera vuelta, donde Cáceres le sacó una ventaja de 38 mil votos a Ismodes, y si las elecciones fueran mañana, creo que el ganador sería Cáceres, porque considero que la votación de primera vuelta se va a mantener. Además, las personas que no votaron por ninguna de estas dos opciones, difícilmente apoyarán con convicción o de manera mayoritaria a uno de ellos. Pero todavía falta un tramo importante de campaña donde pueden ocurrir cambios en el escenario. Una oportunidad para Ismodes son los cuatro debates que se realizaran en las próximas semanas.

¿La percepción de que Ismodes es el candidato de los empresarios, podría determinar los resultados de la segunda vuelta?

Es cierto, en el imaginario colectivo social, el candidato Cáceres es considerado como el que representa al sector popular, al provinciano y se prevé que estos sectores votarían por Cáceres. En cambio, Javier Ismodes es percibido como un candidato más bien urbano citadino, relacionado con la clase empresarial, por ello él está tratando de cambiar esa percepción pero por el poco tiempo que queda con miras a la segunda vuelta es difícil cambiar. Pero como te decía no me atrevería hablar sobre el resultado. Por otro lado, lo que está pasando a nivel nacional no ha permitido un mayor análisis y debate sobre el proceso electoral, porque estamos atentos a lo que está pasando en Lima.

¿Cuál es la posición que tienen los candidatos de segunda vuelta sobre el futuro del proyecto Tía María?

Dado que es un tema muy sensible, durante las campañas electorales, y lo vemos ahora, todos los candidatos sin excepción señalan que Tía María no va si no tiene la licencia social, pero esto se ha convertido en un símbolo de la proclividad de los candidatos a la mentira. Todos dicen en las elecciones que Tía María no va, pero realmente la población ya no les cree. Esta situación ha pasado con los candidatos Ollanta Humala y con Pedro Pablo Kuczynski, pero al final buscan imponer el proyecto minero.

¿Cuál es ánimo de la ciudadanía y del electorado en Arequipa con respecto al referéndum?

Arequipa históricamente, salvo en la elección de 1990, registra un relativo apoyo al fujimorismo. Actualmente hay un gran rechazo por el Congreso y por la forma cómo ha sido manejado en los últimos años. Y el hecho de que Martín Vizcarra es un personaje que ha tenido mucha relación con Arequipa y ha trabajado aquí apoyando al Gobierno Regional genera un respaldo a lo que está haciendo o intentando hacer el Presidente.

¿Cuál podría ser el futuro de la actual gobernadora Yamila Osorio?

A diferencia de la imagen que la gobernadora tiene fuera de Arequipa, en la región no se le augura un futuro político auspicioso, porque hay un descontento con su gestión por las obras que el tiempo no le va a permitir entregar, particularmente la variante de Uchumayo, que se ha extendido mucho más de lo previsto, porque hubo problemas y algunas denuncias de corrupción. Cómo el caos en el transito afecta la vida diaria de la gente  la imagen de la gobernadora no es buena. Pero cuando pase tiempo y se aclaren las denuncias esto podría cambiar. Ella es una política joven y seguramente va a continuar en la política los próximos años.