Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Eleazar Mamami: “Aprendo en Casa” es una estrategia a la que le falta el componente rural

Miluska Pizarro

El Ministerio de Educación viene implementando la estrategia “Aprendo en Casa”, donde los contenidos pedagógicos serán difundidos a través de la web aprendoencasa.pe, y también por radio y televisión a nivel nacional a través de las señales del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP) y otras emisoras privadas, a fin de que los estudiantes desarrollen actividades de aprendizaje durante el período de emergencia. En Noticias SER nos preguntamos si dicha estrategia podrá funcionar en las zonas rurales, y conocer la visión de los docentes, por ello entrevistamos a Eleazar Mamani Pacho, decano del Colegio de Profesores del Perú – Consejo Regional Puno.

¿Cuál es su opinión sobre la estrategia “Aprendo en Casa” que viene implementando el Ministerio de Educación?

El Ministerio de Educación plantea su estrategia de forma centralizada, este programa significa movilizar material tecnológico y manejo de internet; sin embargo, no necesariamente todas las instituciones educativas cuentan con este servicio y menos los hogares de las zonas rurales. A esta propuesta le falta el componente rural que pueda atender las necesidades reales de los estudiantes que viven en el campo. Tomando en cuenta los datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el 2018, a nivel nacional en la zona rural solo el 2.1% accede al servicio de internet y en la región de Puno el 9.2% (zona urbana y rural).

El Minedu dijo que también utilizaría los medios tradicionales como son radio y televisión ¿estos medios ayudarían a llegar a los hogares que no cuentan con internet?

Hay hogares rurales que a duras penas cuentan con energía eléctrica, y no tienen acceso a tecnologías de información y comunicación como radio y  televisión, en cambio en el área urbana sí cuentan con estos aparatos, pero igual surge el problema del uso de las tecnologías para la educación a distancia. Todo nuestro sistema educativo se ha desarrollado de manera presencial, por lo menos en educación básica, y la situación que estamos atravesando nos llama a la reflexión sobre la necesidad de reestructurar nuestro sistema educativo. A nosotros nos ha sorprendido que se plantee y creemos que no va a funcionar en todos los casos no va a resultar por la falta de costumbre.

¿Qué otras dificultades encontramos en el ámbito rural aparte del acceso al internet, radio y televisión?

No sólo las brechas tecnológicas son una desventaja, también el soporte que recibe el estudiante. Ahora el acompañamiento está a cargo de un padre o madre de familia, que no necesariamente tiene una formación para guiarlo en lo que demanda la escuela; Actualmente se busca desarrollar competencias en los estudiantes, es decir, adquirir conocimientos y capacidades para afrontar los desafíos en la vida diaria, y no solo acumular conocimientos. Esto es lo que ha ido trabajando el docente quien tiene la metodología pedagógica y la secuencia didáctica.  

¿Qué medidas podríamos tomar desde nuestra realidad para acortar brechas educativas?

Tendremos que esperar que se levante el Estado de Emergencia y desde ahora hacer la recalendarización de actividades, en la zona rural deberemos redoblar esfuerzos. Mientras tanto lo que se podría hacer con los estudiantes, es que tengan la facilidad de acceder a los recursos que tienen las instituciones educativas. Cada año los centros educativos han sido implementados con kits robóticos y textos escolares. Creo que los directores podrían disponer de estos materiales y con el apoyo de las Fuerzas Armadas entregarlos a los estudiantes de manera rotativa.

¿Cuál es el reto que debe asumir el sector educación una vez levantado el Estado de Emergencia?

En principio repensar las estrategias de formación a los docentes para estar preparados ante cualquier circunstancia y no estar desprevenidos como ahora, ya que una dificultad es interactuar usando los medios tecnológicos. Por otro lado hago un llamado de atención a las autoridades regionales y locales que poco o nada están proponiendo frente a la emergencia de salud que se nos ha presentado. Vemos que todas las estrategias están diseñadas de manera centralizada. Hay muchas lecciones que aprender de esta crisis, y trabajar de manera articulada.