Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Ana Leyva: En las mesas de diálogo MMG no ha mencionado la posibilidad de construir un mineroducto

Foto: CooperAcción

Tras la paralización de actividades de Las Bambas a inicios de año, por el bloqueo de las vías por donde se traslada el material extraído de la mina, se instalaron hasta nueve mesas temáticas de trabajo en el marco del proceso de diálogo entre las comunidades, el Estado y la empresa minera. A pesar de ello, aún subsisten bloqueos de tramos pequeños de carreteras porque las comunidades aún no están de acuerdo con la valorización de sus terrenos cedidos para uso de la vía del corredor minero. Frente a las recientes declaraciones de los directivos de MMG, operador de Las Bambas, que deslizan la posibilidad de retomar la construcción del mineroducto, podría cambiar el contexto. Para conversar sobre el tema Noticias SER entrevistó a Ana Leyva Valera, Directora Ejecutiva de CooperAcción.

 

¿Cuál es la situación del conflicto en las Bambas luego del diálogo iniciado desde hace varios meses?

En algunas mesas se están avanzando y en otros se avanza menos, porque son 9 puntos y diversos espacios donde se trabaja. En el caso de la mesa de derechos humanos se ha tenido más de una reunión.

Algunos directivos de MMG informan que aún hay bloqueos de parte de comunidades de la carretera hacia la mina ¿Por qué sucede esto, si ya se tiene instalado mesas de diálogo y trabajo?

El tema de la carretera no entró en la mesa ambiental, sino se integró a la mesa de corredor minero, que tienen dos componentes; uno es la negociación de las tierras afectadas y el otro es el saneamiento físico legal de las mismas. En eso hay consenso, pero en el tema de los montos de pago no se llegó a establecer criterios y, por eso en el distrito de Mara hay una paralización porque no están de acuerdo con lo que les están ofreciendo.

¿Considera que en la población hay una sobre expectativa respecto al valor de sus tierras por la compensación que hará el MTC en el corredor minero?

No es que hay una sobre expectativa, el problema es que el manejo bilateral (entre el MTC y propietarios individuales) no ayuda. Se debieron establecer criterios comunes para todos, pero eso no se ha tratado. El frente de Defensa hizo una propuesta, pero no se tomó en cuenta.

¿Qué opina sobre las declaraciones de los directivos de MMG que indican que estarían evaluando la construcción del mineroducto?

En las mesas de dialogo MMG no ha mencionado la posibilidad de construir un mineroducto. Sólo se habló de la construcción de la carretera  a cargo del Estado, de los impactos ambientales y de la necesidad de una evaluación de transporte minero y sus impactos.

¿Usted que opina que ahora empiecen a hablar del mineroducto como una posibilidad no descartada?

Yo creo que la carretera está trayendo muchos problemas, porque lo han manejado mal y la gente ha sentido el impacto. Ahora el mineroducto no tiene  los impactos que tiene una carretera pero tiene otros que hay que evaluar. Por ejemplo el agua es muy importante cuando se traslada mineral a través de un mineroducto, además no olvidemos que cuando se contemplaba la construcción del mineroducto se incluía la construcción de una carretera asfaltada para el traslado de materiales e insumos para la construcción del mismo.

Algunos directivos de empresas mineras, como MMG, han señalado que un posible cambio de la Ley General de Minería generará incertidumbre y que la inversión se irá a otros países ¿Qué piensa al respecto?

Yo creo que tenemos muchos problemas y lo que está fallando son las reglas de juego. Tenemos  tantos conflictos sociales y eso es porque las reglas que rigen la inversión no son las más adecuadas, por ello hay que revisarlas y mejorarlas. La gestión ambiental tiene que mejorar. Por todo ello es necesario que se revise la Ley. En otros países, las malas prácticas reiteradas te hacen perder la concesión minera, mientras que en el Perú no. La idea es que quienes son irresponsables no se queden o se corrijan. En el Perú se dice que no se puede subir impuestos a las empresas porque dejamos de ser competitivos, o que no se pueden tocar los beneficios tributarios y todo esto está en la ley de minería. Somos un país donde los costos de producción del cobre son bajísimos, por lo tanto la rentabilidad es más alta que en otros países. Yo creo que el país tiene que debatir que minería quiere, cómo la queremos, bajo qué reglas y para qué se quiere.