Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Rechazan agresión de ronda urbana de Cajamarca a personal de salud

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Ronald Ordoñez

El miércoles 8 del presente mes, el enfermero Alex Sangay Sangay fue agredido por un grupo de ronderos urbanos del sector La Paccha en la ciudad de Cajamarca, cuando se trasladaba a laborar al Hospital Regional Docente durante el turno de noche.

El hecho se produjo en el cruce del Jr. Larry Johnson y la Av. San Martín. Además del daño físico, atentaron contra su movilidad, una mototaxi “torito” de propiedad de su hermano que utiliza para trasladarse ante la ausencia de transporte público y privado durante estos días. Según la información que brindó el afectado, desde el momento en que los integrantes de las rondas lo intervinieron, procedió a identificarse, mostrando los documentos necesarios para acreditar su trabajo y la necesidad de circular. No obstante, el grupo de ronderos hizo caso omiso, lo insultaron y le dieron fuertes golpes con sus binzas, ocasionándole lesiones en las piernas, cabeza y espalda.

Alex Sangay realizó la denuncia correspondiente en la Primera Comisaría de Cajamarca, detallando que fueron unas 6 personas las que lo agredieron; dijo también que debido al dolor por los golpes en la cabeza, tuvo que llamar a compañeros de trabajo para que le ayuden a trasladarse y reciba atención médica en el servicio de emergencia del Hospital Regional.

El hecho ha motivado que la Federación Médica de Cajamarca emita un pronunciamiento dirigido a las autoridades cajamarquinas rechazando el acto de violencia y solicitando el inicio de las investigaciones, así como la toma de acciones legales, penales y civiles en contra de los agresores.  Asimismo, han informado que un médico y dos obstetras que trabajan en la provincia de San Marcos fueron detenidos por efectivos policiales y ronderos durante unas horas, cuando se trasladaban en una movilidad particular hacia la ciudad de Cajamarca, a pesar de que también portaban los documentos correspondientes: “Exhortar a las autoridades brinden las garantías necesarias para facilitar la circulación y el acceso a sus establecimientos de salud y domicilio, de los trabajadores de salud”, se señala.

En el mismo sentido, desde el Hospital Regional Docente también se ha difundido un pronunciamiento para invocar el inicio de las investigaciones por la agresión a Alex Sangay. En otro párrafo se aclara que, si bien, las rondas campesinas y urbanas en este periodo de crisis se encuentran brindando apoyo a la Policía Nacional y el Ministerio Público, “de ninguna manera pueden vulnerar los derechos humanos ya que la ley no ampara la agresión física, ni violencia de ningún tipo”.

La población cajamarquina espera que la agresión se investigue y sancione, pero además se constituya en un hecho aislado que no perjudique el trabajo de las rondas a nivel regional. Precisamente, en las provincias de Cajamarca se ha reconocido la labor de las rondas campesinas y urbanas durante el estado de emergencia y el propio gobernador, Mesías Guevara, resaltó su trabajo: “Las rondas campesinas y urbanas han permitido detectar el traslado clandestino de pasajeros en camiones de carga y han logrado frenar el paso en trochas y senderos. En las ciudades han sido un elemento disuasivo para quienes desean romper el aislamiento social obligatorio”, posteó hace unos días.