Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Población de Cajamarca acata cada vez menos la cuarentena y casos confirmados superan los 1,400

Fotos: Municipalidad Provincial de Cajamarca

Ronald Ordoñez

El reinicio de algunas actividades, así como la preocupante situación económica de miles de familias en la región, ha originado que la cuarentena se acate cada vez menos, generando incremento de casos de Covid-19 en Cajamarca.

El último reporte de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) muestra que los casos de coronavirus suman 1,403, de los cuales, 469 ya se han recuperado satisfactoriamente, mientras que la cifra de muertes se ha elevado a 20.

A nivel de provincias, Cajamarca ha registrado un incremento importante de contagios, llegando a 372 casos confirmados y 4 personas fallecidas; en Jaén, se contabilizan 295 casos y 7 personas fallecidas; 222 en Chota y 2 personas fallecidas; 95 en Santa Cruz y un fallecido; 88 en Hualgayoc; 80 en Cutervo y tres personas fallecidas; 73 en San Ignacio; 70 en Celendín; 45 en San Miguel y una persona fallecida; 23 en Cajabamba; 15 en San Marcos; 16 en Contumazá y dos personas fallecidas y 9 en San Pablo.

Ante el aumento de casos, la población también muestra su temor por un posible colapso de los hospitales, incluso, en los últimos días se ha venido difundiendo en redes sociales que la capacidad del Hospital Simón Bolívar ya había llegado a su límite, algo que ha desmentido el director regional de Salud, Pedro Cruzado: “El Hospital Simón Bolívar está a un 40% de su capacidad tanto en UCI como en camas. Nos hemos propuesto que entre esta y la siguiente semana, ampliar y duplicar su capacidad”, dijo este martes.

Según lo informado por la DIRESA, el Hospital Simón Bolívar cuenta con 4 camas en Unidad de Cuidados Intensivos, 9 ventiladores, 4 camas en Unidad de Cuidados Intensivos Intermedios y 40 camas en el área de Hospitalización. Hasta el día domingo, 2 ventiladores mecánicos de los 9 se encontraban ocupados.

“Vemos mucho movimiento de la población, mucho ingreso a la región y malas prácticas de distanciamiento. En los mercados se ve que no hay distanciamiento o en las colas de los bancos. Estas situaciones aumentan el riesgo”, señaló Cruzado.