Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Cajamarca: Presidente de Consejo Regional cuestiona elección de reemplazante de gobernador Porfirio Medina

Porfirio Medina postulará al cargo de gobernador regional en las próximas elecciones y como lo ordena la legislación, solicitó al Consejo Regional una licencia sin goce de haber que empezó a ejecutarse desde el pasado 8 de junio.

En tal sentido, en sesión de Consejo Regional se tuvo que elegir de entre todos los consejeros a quién reemplace a Porfirio Medina en la dirección del gobierno regional, ya que como se sabe, Gregorio Santos, electo gobernador en el 2014, decidió no ocupar el cargo.

En este contexto, el actual presidente del Consejo Regional, Manuel Ramos Campos, venía indicando hace varios días que desde la dirigencia del Movimiento de Afirmación Social – MAS, se estaba preparando una jugada con el objetivo de impedir que su persona asuma la gestión, pues por el cargo que desempeña y de acuerdo al reglamento interno del Consejo, tendría que ser el reemplazo natural de Medina. Según Ramos, su función la ha desarrollado adecuadamente y a pesar de que fue electo participando como invitado por el MAS, ha criticado la ejecución de determinadas obras y el desempaño de ciertos funcionarios, lo que no ha sido del agrado en la interna de este movimiento político.

Con este antecedente, el viernes 8 de junio los consejeros regionales votaron para elegir al encargado y por la presencia mayoritaria de integrantes del MAS en el Consejo, Manuel Ramos solo obtuvo 4 votos, mientras que el consejero por San Ignacio, Wigberto Vásquez Vásquez logró 11 votos.  

Al respecto, Manuel Ramos calificó la elección como “golpe de estado regional”, según dijo porque no se respetó el reglamento interno del Consejo Regional y tampoco se esperó la respuesta del Jurado Nacional de Elecciones a una consulta que hiciera sobre si su persona debería de asumir el cargo. Ramos recalcó que en su labor de fiscalización ha chocado con intereses personales de algunos integrantes del MAS: “No iban a permitir que alguien al que siempre le gusta decir la verdad, les cierre el caño. Ahí está el meollo del asunto”, dijo. Sobre los consejeros que votaron a favor de Wigberto Vásquez señaló: “Es su conciencia y como se manejan. La mejor herencia que dejamos es que la dignidad que no se vende ni se negocia. Estaré con firmeza cumpliendo la labor de fiscalización”.

Por su parte, la consejera por Cajamarca y también candidata a la gobernación regional, Lilian Cruzado, invocó a Wigberto Vásquez que dé muestras de transparencia y liderazgo, ya que según ella, es algo que Porfirio Medina no ha hecho; asimismo pidió que se realice una inversión adecuada de los recursos. En el mismo sentido opinó el consejero por Santa Cruz, Hernando Villanueva: “La persona que asuma debe cuidar los recursos y no los gaste apoyando a la campaña tratando de que su misma línea política se quede en el gobierno, porque eso sería muy lamentable para Cajamarca”, declaró.

Finalmente, el presidente del MAS, Allin Monteza, manifestó que toman sin importancias las declaraciones de Manuel Ramos.