Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Wilfredo Oscorima en conflicto con trabajadores por traslado a nuevo hospital de Ayacucho

Los trabajadores del hospital regional de Ayacucho Mariscal Llerena, realizaron una movilización el último martes en protesta por la prepotencia con la que el gobernador regional de Ayacucho, Wilfredo Oscorima Núñez, busca trasladarlos a la nueva infraestructura hospitalaria del III-1, a pesar que no se ha garantizado el presupuesto para el funcionamiento de esta nuevo centro hospitalario en el nivel que tiene. Asimismo, Oscorima pretende, sin tomar en cuenta el análisis técnico, trasladar al personal médico de un hospital II-2 a una infraestructura de alta complejidad del nivel III-1.

En conversación con Noticias SER, Maruja Ochoa Roca, secretaria general del Sindicato de Trabajadores del Hospital Regional de Ayacucho, informó que tras una reunión sostenida con el gobernador regional, Wilfredo Oscorima, el pasado lunes, éste les obligó a trasladarse a las nuevas instalaciones. La dirigenta ratificó su decisión de que el Hospital II-2 debe ser fortalecido (equipamiento e infraestructura) mientras que el III-1 tiene que funcionar con su propio presupuesto. No obstante, este planteamiento no estaría siendo tomado en cuenta por el gobernador, quien junto a su equipo de gestión iniciaron la “Marcha Blanca”, la cual involucra el traslado y su funcionamiento al 100 % del III-1.

Edgar Castro, trabajador del hospital regional de Ayacucho, dijo que el sindicato ha presentado una propuesta que no está siendo considerada por el gobernador, en ella se sugiere que se realice un proceso de autoevaluación al hospital II-2 para que los médicos cuyas especialidades pertenecen a alta complejidad se desplacen al hospital III-1, “asimismo hemos pedido que los especialistas que están en otras partes de la región que no están ejerciendo su especialidad puedan ser derivados al III-1”, dijo y al mismo tiempo precisó que se debe fortalecer el hospital regional II-2 contratando los especialistas que tienen como son oncólogos y especialistas cardiovasculares, geriatras y hematólogos, entonces las enfermedades de alta complejidad que generalmente se remiten a Lima se atenderían en el III-1”, explicó

Ochoa Roca ha indicado que en el mes de noviembre darán inicio a una huelga indefinida si es que sus propuestas no son escuchadas por el Gobierno Regional. También dijo que la autoridad regional ha amenazado a los trabajadores con denuncias penales para obligarlos a trasladarse al III-1 y sorpresivamente han sacado un supuesto informe de defensa civil que indicaría que el hospital II- 2 ha sido considerado inhabitable. “Pero esto es una artimaña porque Oscorima quiere a como dé lugar que empiece a funcionar el hospital de alta complejidad III-1 así sea como un II-2”, expresó.