Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Historiadores se pronuncian en defensa de las instalaciones del Archivo Regional de Ayacucho

Foto: Dirección regional de Archivo Ayacucho

Yuly Yaranga

Luego de conocerse que algunas áreas administrativas del Gobierno Regional de Ayacucho se trasladarán –temporalmente- a las instalaciones del nuevo local del Archivo Regional de Ayacucho (ARAY); historiadores, investigadores  y defensores del patrimonio histórico y cultural manifestaron su oposición a dicha decisión demandado respeto a la finalidad para la cual fue construida dicha infraestructura.

Sergio Gamboa, Presidente de la Asociación de Historiadores de Ayacucho (AHA), a través de una carta abierta al Gobierno Regional de Ayacucho, indicó, que la infraestructura corre el riesgo de convertirse en un edificio burocrático que no tiene nada que ver con los fines para los que está destinado, que son la eficiente administración del patrimonio histórico, conservación de fondos documentales y bibliográficos históricos de la región y, la promoción de estudios académicos  y de divulgación científica que mejoren el conocimiento de la historia.

Por su parte, Doris Castillo, historiadora, ex docente de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (UNSCH) y miembro de la AHA, exigió al gobernador Carlos Alberto Rúa Carbajal, tomar acciones correctivas. “Hay un riesgo de apropiarse progresivamente de la nueva infraestructura del ARAY, con el funcionamiento de oficinas administrativas, en un local que no le pertenece. Su accionar contraviene con las anuncios de Ayacucho rumbo al Bicentenario, impulsado desde el gobierno regional para promocionar el patrimonio arqueológico, histórico y artístico de la región”, dijo Castillo.

Sergio Gamboa indica que desde la AHA se reconoce al Archivo Regional por el arduo trabajo a favor del patrimonio y que desde su fundación contribuye a la formación  de una ciudadanía responsable a través de sus actividades y divulgaciones. “El valor de los documentos que custodia es invalorable en la reconstrucción de la memoria en cuanto se refiere a hechos históricos y cotidianos, por lo tanto exigimos el respeto a su trayectoria y a sus principios”, precisa.

Los docentes del área de Historia de la Escuela Profesional de Arqueología e Historia de la UNSCH, también emitieron un pronunciamiento donde rechazan la decisión de la autoridad regional de utilizar el nuevo local del ARAY para albergar oficinas administrativas. “Esta institución es una de las más importantes del país, custodia valiosa información y brinda servicios a estudiantes de la UNSCH, investigadores nacionales y extranjeros. Resulta inaudito, que en estos momentos la misma institución que construyó la infraestructura pretenda destinarla a oficinas administrativas relacionadas con la burocracia estatal y no con los fines culturales y de preservación de la memoria histórica, por el cual ha sido levantada. Instamos a las autoridades del gobierno regional a fin de reconsiderar su decisión”, dice el pronunciamiento.