Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

En medio de escándalo, Oscorima termina su visita a la provincia de La Mar

Foto: Diario Correo

La visita que realizó el gobernador de Ayacucho, Wilfredo Oscorima a la ciudad de San Miguel, capital de la provincia de La Mar, culminó en medio de escándalo y trifulcas, porque los pobladores que se dieron cita en el parque central de esta localidad se sintieron ofendidos cuando la autoridad regional se dispuso a retirarse del lugar tras dar una breve explicación sobre las promesas incumplidas con esta localidad. En consecuencia, los pobladores le gritaron calificativos como: inepto, incapaz. Ante la arremetida de la multitud, Oscorima, con el apoyo de la policía, llegó hasta su unidad móvil, pero fue cercado por los pobladores quienes con carteles en mano impidieron su salida de la ciudad.

Los pobladores reclamaron respuestas concretas a la autoridad regional, por el no inicio de la obra de asfaltado de la carretera Tambo-San Miguel, así como los hospitales estratégicos de San Miguel y San Francisco, cuyos presupuestos se encuentran en el pliego presupuestal del Gobierno Regional de Ayacucho desde el año pasado. De otro lado, Oscorima no dio una respuesta clara sobre los planes de contingencia para el traslado provisional de los mencionados hospitales estratégicos, así como la construcción del Colegio Emblemático Mirtha Jerí de Añaños, promesa incumplida desde el primer año de su gestión, así como la culminación del proyecto de construcción del Estadio Municipal Cuypampa.

La reunión con el gobernador regional fue organizada por el Frente de Defensa del distrito de San Miguel y el alcalde provincial de La Mar, Omar Flores Yaros, quienes convocaron a la población para escuchar a la autoridad regional las explicaciones sobre las obras paralizadas y promesas incumplidas.

En conversaciones con Noticias SER, Nelly Mejía, integrante de la Federación Provincial de Mujeres Indígenas de La Mar, informó que en la reunión que el gobernador Wilfredo Oscorima sostuvo con la población sobre el asfaltado de la vía Tambo- San Miguel, explicó que antes de ser recluido en la cárcel en el 2015, el gobierno regional de Ayacucho (GRA) había habilitado un presupuesto de 27 millones de soles para esta obra y, dijo estar extrañado de que no se haya iniciado con el asfaltado. Ante estas declaraciones, el alcalde de la provincia de La Mar, Omar Flores, desmintió al gobernador, señalando que no se había transferido presupuesto alguno para la obra de asfaltado en el 2015 y estas contradicciones disgustaron a la población, expresó.

En otro pasaje de la reunión, Oscorima prometió nuevamente poner la primera piedra para iniciar con la obra de asfaltado, como sucedió en el 2015 y también anunció que transferiría un millón de soles a la municipalidad de La Mar para el inicio de la obra, promesa que no fue bien recibida por la población considerando que la obra tiene un valor de 27 millones de soles. La población elaboró un acta de compromiso para el gobernador firmara y se comprometiera a cumplir con la ejecución de varias obras, pero éste se negó, generando el disgusto de la población, que ocasionó la fuga del gobernador. Fue en ese momento que la población le arrojó huevos a Oscorima.

Ante el desaire de Oscorima, el presidente del Frente de Defensa de San Miguel, Liord Gutiérrez, indicó que están programando una serie de paralizaciones y medidas de protesta para reclamar una atención inmediata a sus demandas por parte del GRA.