Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Dirigentes magisteriales de Ayacucho en contra de retorno a clases por falta de garantías sanitarias

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Omar Rosel

La disposición del Ministerio de Educación (MINEDU) del inicio de clases presenciales desde el 1 de julio en zonas rurales -con limitado acceso a medios  de comunicación y conectividad y, donde se registre nulo nivel de contagio de covid-19-, ha sido saludada por el Director Regional de Educación de Ayacucho (DREA) pero criticada por los dirigentes del SUTEP-Ayacucho (base de CONARE) porque consideran que no hay garantías sanitarias para su implementación.

El Director de la DREA, Gualberto Palomino Gutiérrez dijo que la norma precisa que es un reinicio de labores educativas “bastante restringido y no significa que los profesores vuelvan de forma inmediata, sino que se tendrá primero que cumplir un protocolo”. Palomino explicó que las autoridades locales y comunales podrán solicitar el reinicio de labores, pero previamente  tendrán que cumplir un conjunto de requisitos. “Los docentes deben estar en la zona, haber pasado por un estudio clínico para garantizar que no estén contagiados, y ver si la infraestructura está en condiciones”, expresó.

Palomino dijo que aún deberán esperar las normas específicas de esta disposición legal, así como los protocolos que emitirá el MINEDU. Sobre la disposición de recursos para garantizar medidas sanitarias en las instituciones educativas dijo que en el rubro de mantenimiento poseen presupuesto para este fin, pero precisó que están a la espera de las normas sanitarias.

Por su parte Iber Maraví Olarte, Secretario General del SUTEP-Ayacucho, dijo que como gremio rechazan la pretensión del gobierno y del MINEDU, porque las actuales circunstancias no son propicias para el reinicio de labores educativas en las zonas rurales y se estaría exponiendo a estudiantes y docentes al contagio, considerando que estamos ante un crecimiento desmesurado de casos por covid-19.

Maraví agregó que “el gobierno no puede hacernos una prueba a todos los ciudadanos y ni siquiera hay pruebas necesarias en Ayacucho” cuando se refirió al despistaje negativo de covid-19 a los docentes que exige la norma del MINEDU para el posible reinicio de clases. De otro lado el ex dirigente gremial Cleto Falcón, dijo que antes que nada, la DREA deberá primero garantizar la salud del docente.

El Director de la DREA dijo que no ha tomado contacto aun con los representantes del gremio para poder conversar sobre la nueva normativa del MINEDU, pero precisó que la Resolución Ministerial 229-2020 es un reinicio de labores educativas “bastante restringido” y que se podría implementar con docentes que residan o se encuentren cumpliendo el aislamiento obligatorio en el centro poblado o comunidad de ubicación de la institución educativa.