Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Critican toque de queda contra la inseguridad ciudadana propuesto por el alcalde de Huamanga

El alcalde de la provincia de Huamanga, Yuri Gutiérrez Gutiérrez, ha propuesto establecer el  toque de queda en la ciudad de Ayacucho entre las 11 de la noche y las 5 de la mañana, como una medida urgente que permitirá reducir los niveles de inseguridad: Este fin de semana la violencia cobró una nueva víctima: Se trata de un efectivo policial (vestido de civil) quien fue asaltado en la madrugada del domingo  y ultimado con un disparo a la altura de la cabeza. Este anuncio ha despertado una serie de críticas al burgomaestre por parte de la población y en especial de algunos conocedores del tema de seguridad.

El acalde realizó este anuncio en conferencia de prensa tras regresar de su fugaz viaje a España y precisó que pedirá al gobierno nacional la declaratoria de estado de emergencia en toda la provincia de Huamanga, con la cual busca frenar la ola de inseguridad que vive la ciudad de Ayacucho, que ha dejado como saldo tres muertes en el mes de enero y se ha identificado como uno de las causas a las discotecas.

Para el ex subgerente de seguridad ciudadana, Alexi Aviléz, el anuncio del alcalde sobre un toque de queda es insostenible y sería una salida populista y trasnochada, “porque el (acalde) tiene que imitar lo que está haciendo el alcalde de La Victoria o el de Carmen Alto que sí está golpeando algunos establecimientos de diversión ilegales que generan inseguridad”. Aviléz también cuestionó la medida porque considera que nadie permitiría que violen su derecho al libre tránsito. “No creo que el Ministerio del Interior o el Ministerio Público tengan la capacidad logística de aplicar semejante barbaridad que ha mencionado el alcalde”, dijo.

Las muertes que se han registrado por la inseguridad, según el Presidente de Frente de Defensa, Magno Ortega, es porque el estado y el gobierno local no tiene capacidad para brindar seguridad a la ciudadanía y, precisó que según información de la subgerencia de comercio y mercados de la municipalidad de Huamanga, casi la totalidad de discotecas que se ubican dentro del Centro Histórico no tienen licencia para funcionar y están amparados en medidas cautelares para abrir sus puertas al público. “Aquí se requiere mano dura y principio de autoridad y no es necesario todavía un toque de queda”, expresó

Respaldo ciudadano

Mientras tanto, los miembros de la junta vecinal del Centro Histórico, Zona Norte Ayacucho, realizaron una movilización el pasado martes, donde apoyaban la declaratoria de estado de emergencia y toque de queda anunciada en la víspera por el burgomaestre huamanguino, así como le cierre de las discotecas que generan inseguridad.