Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Conflictos internos en Musuq Ñan y Qatun Tarpuy retrasan inicio de campaña de segunda vuelta en Ayacucho

Hace poco más de dos semanas que se confirmó la realización de una segunda vuelta electoral en la región Ayacucho, porque ningún candidato logró superar el 30% de los votos válidos. Mientras esperan la oficialización de la segunda vuelta por parte del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), tanto el candidato Carlos Rúa (Musuq Ñan) y Richard Prado (Qatun Tarpuy), que serán los protagonistas de este proceso, están buscando afianzar alianzas con sectores políticos y sociales, aunque algunos analistas consideran que los candidatos estarían estancados en resolver problemas internos, y por ello no se reinicia la campaña electoral.

El periodista Jorge Alberto Carhuallanqui refiere que ambos candidatos están esperando que el JNE proclame los resultados de las elecciones regionales realizadas el 7 de octubre, “a partir de allí se hará oficial que los candidatos Rúa y Prado, pasan a segunda vuelta e imagino que recién ambos iniciarán sus respectivas acciones proselitistas”.

De otro lado, Alberto Carhuallanqui señala que a nivel de la prensa se tiene conocimiento que ambos aspirantes están efectuando reuniones internas para fortalecer sus organizaciones políticas en distritos y provincias.

Para el analista Carlos Pérez Saez, ambos candidatos están buscando alianzas con sectores políticos en la perspectiva de endose votos y por ello estarían –en privado aún- conversando con Gana Ayacucho, Alianza para el Progreso, así como con Tecnología de Punta de Esperanza Rojas. Pero de otro lado, explica Pérez, tanto Qatun Tarpuy como Musuq Ñan estarían resolviendo “broncas y líos internos”.

Pérez dice que en el caso de Musuq Ñan habría una rencilla entre el grupo íntimo de Carlos Rúa y el otro liderado por Víctor Belleza, quien representa al grupo de profesionales independientes que se ha conformado en la perspectiva de ser la base del equipo técnico de un posible gobierno de dicha organización.  “Hay reajuste internos de alianzas y broncas internas   en caso de las dos organizaciones. En el caso de Qatun Tarpuy, el ex candidato a la provincia de Huamanga, Adriel Valenzuela, estaría exigiendo por su apoyo la gerencia regional en caso Richard Prado salga ganador y paso lo mismo en Musuq Ñan donde también habría repartijas de puestos, porque ambos se sienten ganadores”, explica Pérez.

Finalmente Pérez considera que en este nuevo escenario electoral “el factor Oscorima” jugara su partido, “porque ambos participantes de la segunda vuelta electoral son candidatos allegados al actual gobernador regional, por ello la continuidad está granizada”, concluyó el analista político.