Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Ayacucho: Oscorima pretende inaugurar Hospital III-1 en vísperas del fin de su cuestionada gestión

A pocos días de culminar su gestión, el gobernador de Ayacucho, Wilfredo Oscorima Núñez está inaugurando varias obras de infraestructura en la región, a pesar que algunas están inconclusas. La misma situación está sucediendo con la nueva infraestructura del Hospital Regional Mariscal Llerena (de nivel III-1), porque el gobernador ha anunciado que se inaugurará antes de fin de año, previo a ello anunció que este 26 de diciembre se iniciará la marcha blanca (traslado de consultorios externos y personal que laboran en la antigua infraestructura) a pesar de la oposición del Sindicato de Trabajadores de dicho nosocomio.

La autoridad regional hizo el anuncio en un medio de comunicación radial, asimismo precisó que la antigua infraestructura, donde actualmente funciona el hospital Mariscal Llerena que tiene un nivel de resolución II-2, será clausurada. Este anuncio generó la reacción del Sindicato de Trabajadores del Hospital Regional, quienes desde tempranas horas se reunieron con el Director del mismo, la cita se extendió hasta pasada la una de la tarde. Los miembros del sindicato  enfatizaron su posición de que sea la gestión siguiente la que resuelva el conflicto generado en torno a la nueva infraestructura hospitalaria.

El Presidente del Frente de Defensa del Pueblo de Ayacucho (FREDEPA), Magno Ortega, informó que se constituyó en el hospital Mariscal Llerena ante el anuncio del traslado del personal médico a la nueva infraestructura: “Estamos vigilantes sobre lo que ha anunciado Oscorima. Hemos constatado que aún no hay nada sobre el traslado, pero igual estaremos alertas”, explicó.

Ortega advirtió que la nueva infraestructura del hospital III-1 aún tiene temas pendientes que resolverse como el sistema informático que esta inconcluso y que se requiere más de 15 días ponerlo operativo. De otro lado, Ortega informó que en la nueva infraestructura el área de maternidad  sólo tiene 45 camas. “Si la antigua infraestructura tiene 60 camas para maternidad y el servicio ha colapsado, imaginemos como se afrontará la demanda de atención con sólo 45 camas”, expresó.

Congresista Morales se pronuncia

El Congresista Humberto Morales dijo que no está de acuerdo con el apresuramiento para la inauguración y traslado del personal a la nueva infraestructura hospitalaria. Advirtió que este apresuramiento se hace a partir de intereses individuales de las autoridades regionales salientes.

Asimismo, el parlamentario del Frente Amplio invocó al Ministerio Público de Ayacucho que acelere las investigaciones sobre el caso de la nueva infraestructura del Hospital Mariscal Llerena, cuyas advertencias de presuntas irregularidades se detallan en el informe de fiscalización que les presentó el pasado mes de marzo. Morales también manifestó su extrañeza por la poca prioridad que le dieron a este documento donde se detalla el alto presupuesto que se otorgó a esta infraestructura y sobre las adendas presuntamente irregulares que benefició a la empresa contratista.   

El traslado de cierta parte del personal y algunos servicios médicos a la nueva infraestructura del hospital Mariscal Llerena, se hace en un escenario de conflictividad entre la autoridad regional y un sector de trabajadores del nosocomio regional, que consideramos no es el adecuado, porque puede generarse mayores confrontaciones, por las medidas de protesta de protesta que podría adoptar el sindicato de trabajadores del hospital, situación que podría perjudicar a los usuarios del nosocomio. Asimismo, la forma como se está pretendiendo hacer este traslado, es interpretada como un capricho del gobernador, porque a pesar de la situación complicada pretende inaugurar a como dé lugar esta nueva infraestructura.

Esperemos que el gobernador saliente entienda esta situación y pueda dar marcha atrás a estas pretensiones que no ayudan a generar un escenario favorable para el diálogo y, lo otro es que ya está de salida y debería comprender que será la gestión regional liderada por Carlos Rua quien deberá resolver este problema. Y lo otro es que la gestión saliente no ha generado condiciones, desde el inicio de la obra del nuevo hospital, para encaminar un dialogo entre las autoridades y los directos involucrado en este traslado.