Noticias SER
Logo SER

¿Dónde hablamos de desarrollo?

Enviado el 20/09/2017

Los últimos acontecimientos sobre el proyecto Chinecas en Ancash nos hacen reflexionar sobre las palabras de la ex candidata presidencial Keiko Fujimori diciendo categóricamente que “no se opone al desarrollo” a propósito del audio de la congresista Yesenia Ponce, en el que ella sostiene la expresión "No me interesa así se perjudiquen diez mil, cien mil personas. ¡No va!", a propósito de la reactivación de Chinecas. El programa Cuarto Poder reveló un audio donde la congresista cuenta que la ex candidata presidencial le pide aplazar su proyecto de ley porque presentarlo ayudaría al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski a emprender obras.

Deberíamos, a estas alturas del gobierno de Kuczynski, saber a qué se refieren cuando se habla de desarrollo y quiénes lo determinan. No es suficiente hacer la distinción entre lo que promueve PPK y lo que manda la bancada de Keiko Fujimori. En el caso de Chinecas, un proyecto de irrigación que busca ampliar la frontera agrícola aprovechando las aguas no canalizadas de los ríos Santa, Nepeña, Casma y Sechín para utilizarlos en el riego de tierras, la bancada fujimorista postuló la creación de un gobierno autónomo, posiblemente para retrasar su aprobación; mientras que, por su parte la congresista María Elena Foronda del Frente Amplio habría propuesto la recomposición de su junta directiva.

Sin embargo, hace mucho que no hay espacios de debate, de análisis y propuesta sobre el desarrollo. Desde el proceso de reconstrucción luego de las lluvias, desborde e inundaciones en Piura, la priorización de las temáticas de desarrollo está ausente del debate nacional, regional y local, donde no figuran sus agendas y actores. De igual manera desde que se cancelaron las mesas de diálogo y de desarrollo en los espacios locales donde se ubican los principales proyectos mineros tampoco existe un seguimiento a los compromisos generados con la población. Así, ni el viceministerio de Gobernanza Territorial, ni la PCM, ni los alcaldes, coordinan con eficiencia la agenda y los planes de desarrollo local o proponen alternativas viables. Existen casos en los que por asignación de gasto construyen estadios y losas deportivas en lugar de infraestructura de agua potable.

Entiéndase que para hablar de desarrollo debemos consensuar qué queremos como desarrollo, que éste no es no es necesariamente un puente de mil millones o la gran infraestructura de cemento con costos millonarios, un gran monstruo que está presente en todas partes como las obras de Odebrecht, o licitaciones improvisadas de las que resultan obras mal hechas, pero que no sabemos realmente a quiénes les sirve, o quiénes se beneficiaron con eso, o que en el peor de los casos genera la ambición y corrupción de sus promotores con jugosos contratos con adendas y coimas de grandes compañías para que sean unos pocos los beneficiados.

¿Qué necesitamos para hablar de desarrollo? Necesitamos algunos temas puntuales como definir quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Para que no exista un vacío sobre el tema, debemos ponernos de acuerdo, priorizar en la educación y el conocimiento de nuestros recursos locales, ver cuál es la historia reciente para no cometer los mismos errores, para no actuar sin planificación. El desarrollo debe ser para todos, especialmente para los más necesitados, para que cambien los niveles de desnutrición y pobreza, desaparezca el alcoholismo, la delincuencia y la violencia, para que mejoren las condiciones de vida de niños, adultos y ancianos, sin enfermedades respiratorias, diarreicas u otras, para que aumente la esperanza de vida y sea sostenible a través del tiempo en el mismo espacio.

El desarrollo debe ser el escenario ideal de cambio y transformación que tenga su base en la producción local con la generación de un valor agregado, de acuerdo a la vocación productiva de su territorio, sin dañar el medioambiente, y que ninguna empresa, proyecto, o emprendimiento se aproveche de los recursos sin generar ingresos compatibles con los planes de desarrollo concertados entre la población en donde se realiza la actividad económica. El desarrollo debe promover la diversificación productiva, tema del cual desde el gobierno de Humala no se habla, y no únicamente la extracción de materias primas. También debe promover procesos locales de transmisión de conocimiento y de puesta en valor de saberes como en la artesanía y el turismo. En estos momentos crear espacios para debatir sobre el desarrollo es crucial para la esperanza de vida de las poblaciones en el país, harta de promesas incumplidas, imposiciones, prepotencia y autoritarismo. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
En el trato cotidiano y familiar se construye una narrativa y una experiencia, del ejercicio de los roles de género. Vivencias llenas de contradicciones y malestares. Creo que necesitamos cambios domésticos para construir cambios culturales, donde no solo cambiemos la letra de lo que decimos, sino también la melodía afectiva con la que nos acercamos a los demás y a nuestras necesidades, que creo que eso facilitaría que transitemos distintos ritmos en la convivencia entre géneros. Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto