Noticias SER
Logo SER

"Es razonable pensar que hubo corrupción de Odebrecht en el proyecto Cachi"

Enviado el 18/01/2017
Por: 
Omar Rosel

Las revelaciones de las coimas pagadas por Odebrecht para ganar licitaciones de obras públicas en el Perú en los gobiernos de Toledo, García y Humala, viene generando un sisma político. Pero el accionar de esta empresa brasileña en el Perú data desde 1979 y la evidencia refiere que la mayor cantidad de obras ejecutadas por Odebrecht ocurrió en el gobierno de Alberto Fujimori, entre las que destaca la ejecución de obras del sistema hidráulico Cachi (Ayacucho). Al respecto, Noticias SER conversó con Carlos Pérez Sáez, analista político regional y Director de la Revista “El Tejuelo”.

¿Cuáles son las obras que Odebrecht ejecutó en Ayacucho en las últimas tres décadas?

Considerando la información existente, en Ayacucho, la empresa Odebrecht ejecutó obras en el sistema hidráulico Cachi: la construcción de la presa Cuchoquesera, entre los años 1999 y 2002, y  del canal Apacheta-Choccoro-Río Cachi, en el año 1998. Además tenemos la ejecución de 80 kilómetros de carretera asfaltada, de lo que es la carretera Libertadores, tramo San Clemente –Puente Pacra. Estas obras fueron ejecutadas en el periodo de gobierno del hoy encarcelado ex presidente Alberto Fujimori.

Las obras del proyecto Cachi que fueron adjudicadas a Odebrecht en el periodo de gobierno de Alberto Fujimori ¿a través de qué organismo o instancia se realizaron?

En la estructura del Estado de aquel momento, funcionaba el Ministerio de la Presidencia de la cual dependía el Instituto Nacional de Desarrollo (INADE), a esta última instancia estuvo adscrita el proyecto especial Rio Cachi. Lo que vemos aquí, es que las obras que se ejecutaban  desde  las dependencias del Ministerio de la Presidencia, al parecer se decidían directamente en el despacho presidencial y, obviamente, con la anuencia de su asesor y socio Vladimiro Montesinos.

Conociendo la naturaleza del régimen fujimorista, así como el actuar de la empresa Odebrecht para adjudicarse obras, ¿es razonable deducir que hubo coimas de por medio en la licitación de estas obras que gano la empresa brasileña?

Tomando en consideración el informe de la Comisión de investigación que lideró Javier Diez Canseco y que también integró Walter Alejos, donde se analizaron, entre otros casos, las irregularidades del Proyecto Cachi, hay una serie de indicios de situaciones que conllevan a deducir que hubo situaciones irregulares y donde el favorecimiento a Odebrecht parece estar presente, pero todo fue en el proceso de ejecución de la obra, por ello es que a la empresa se le aceptó el pago de adicionales. Pero conociendo la naturaleza del régimen fujimorista y lo que ahora ya conocemos de esta empresa trasnacional brasileña, creo que es razonable pensar que hubo corrupción de Obrechecht en el proyecto Cachi. Recientemente la Contraloría ha señalado, por ejemplo, que en la obra, el canal de derivación Apacheta-Choccoro, que demandó una inversión total de US$ 14 millones, se detectó un perjuicio económico contra el Estado por 11 millones de soles. El caso esta judicializado.

Con respecto a la construcción del sistema hidráulico Cachi ¿Por qué crees que la construcción de la presa Cuchoquesera, que debió costar 124 millones de soles, al final costo más de 225 millones de soles?

Según lo poco que se ha investigado al respecto se tiene indicios de que hubo sobrevaloraciones. Y como se señala, en solo un caso, la Contraloría refiere que existe sobrevaloración comprobada y hay una serie de personas y altos funcionarios del proyecto Río Cachi involucrados en estos casos. El Informe Congresal de 2002 precisa esto. Entonces, es dable pensar que Odebrecht ha tenido esas prácticas malsanas desde el momento que ingresó al país en 1978 con el gobierno de Morales Bermúdez, a Arequipa, con el proyecto Charcani, que fue cuestionado en su tiempo por su alto costo. Pero como lo señalan varios medios de comunicación en el gobierno de Fujimori fue el periodo donde Odebrecht se adjudicó la mayor cantidad de obras públicas.

Sobre la comisión que lideró el Congresista Diez Canseco para investigar las irregularidades del proyecto Rio Cachi ¿Cuáles fueron las conclusiones más resaltantes sobre el caso?

Según este informe existen los indicios razonables que ameritan la investigación por la presunta responsabilidad penal en los delitos de colusión ilegal, malversación de fondos, enriquecimiento ilícito y otros de algunos funcionarios del Proyecto Rio Cachi. Se sindica, por ejemplo, a los entonces Director de Supervisión y al Director de Obras del proyecto Cachi, quienes actualizaron incorrectamente y elevaron el Expediente Técnico y las Bases de la Licitación Pública, cuyo presupuesto se encontraba incrementado sin sustento técnico en el rubro de Campamentos Provisionales,ocasionando perjuicio económico al Estado. Sabemos que este informe pasó a la Fiscalía, pero sobre el destino del proceso no se tiene información. Ahora, lo que se está descubriendo con el caso Odebrecht, es en realidad la punta de un iceberg, que está manchando a toda la clase política y a los gobiernos de Fujimori, Toledo, García y Humala quienes, además, estarían involucrados. Eso es seguro. Además, en el caso del Gobierno Regional de Ayacucho, se conoce que el preso Belaunde Lossio, que tuvo vinculaciones con Odebrecht, apoyó la campaña electoral del 2010 a Wilfredo Oscorima con su periódico La Primera, pero al parecer, después de eso no cuajó ningún negocio. 

¿Consideras que la comisión Lava Jato del Congreso de la República también debería investigar la forma cómo Odebrecht ganó licitaciones de obras públicas en el gobierno de Alberto Fujimori?

Creo que sí, porque en el caso de la ejecución de las obras en Ayacucho, hay un informe de una comisión que investigó y creo que debería ser visto por la comisión Lava Jato del Congreso y que su investigación debería ser desde el momento que Odebrecht llegó al Perú.

Considerando la mayoría fujimorista en el Congreso, ¿crees que sea posible incluir el periodo de gobierno de Fujimori en la investigación de la Comisión Lava Jato?

Todo va a depender de la evidencia y de la presión de la sociedad y de los medios de comunicación, así como de la ciudadanía. No se puede hacer un corte sabiendo que Odebrecht está en el país hace 38 años trabajando y ganando licitaciones. Debemos ver la forma cómo se está trabajando este asunto en Colombia, donde se investiga desde la llegada de Odebrecht a ese país y se está asumiendo el caso de forma es drástica, por ello hay un viceministro detenido, embargo de cuentas. De otro lado, nosotros tenemos varias instancias que están investigando un caso. Tienes al Congreso, a la Fiscalía y la Procuraduría.  Eso hace que los esfuerzos se estén diluyendo peligrosamente y que al final no se pueda llegar a nada. La corrupción fujimorista y la de Odebrecht son dos retos a la conciencia nacional y sobre todo un asunto ético que compromete la integridad del Perú y de los peruanos.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Cruce de caminos

Más allá del diálogo

Jairo Rivas Belloso

Comadres

Nuestro Consumo, Nuestros Bosques

Sandra Dalfiume

Más de cien palabras...

Totalitarismo de las mayorías

Gustavo Ruiz

Historia

El fin del ‘Indigenismo Garcilacista’ y ...

Nicanor Domínguez Faura

La trenza suelta

Abogad@s: más poder para el frente ...

Cruz Silva Del Carpio

Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >&