Noticias SER
Logo SER

Cursilería primaveral: fertilidad y realidad

Enviado el 13/09/2017

En septiembre, mes de la primavera, se nos viene a la cabeza el tema de la fertilidad e instintivamente, hablar de fertilidad es hablar de las mujeres. ¿Debería darse esto por hecho? La palabra clave para nosotras es decisión. En primer lugar, la situación que enfrentamos las mujeres frente a un embarazo no deseado en nuestro país: el amparo de éste y de la sociedad, así como el riesgo que se corre eventualmente en dicha situación. En segundo lugar, la elección de vida por la que hoy en día muchas mujeres optan: no formar una familia tradicional, asumiendo toda la responsabilidad que conlleva reproducirse y la consiguiente maternidad.

Este tema resulta relevante dada la reciente coyuntura, particularmente relacionada a tres casos que resultaron indignantes para la comunidad. Primero, el caso de una niña cajamarquina violada por su tío[1] que aún no accede a la realización de un aborto terapéutico. Segundo, la polémica sobre el aviso en el área de emergencia de un hospital de Abancay, que sugería la criminalización de las mujeres por causa de un aborto. Por último, el proyecto de ley presentado por el congresista fujimorista Juan Carlos Gonzáles, que propone una declaración de interés para crear el Ministerio de la Familia, a través de la fusión del MIMP y el MIDIS, excluyendo de la situación de vulnerabilidad a las mujeres que no opten por formar una familia y a la población LGTBIQ.

La reproducción es un tema crucial en la sociedad -su crecimiento depende de esta- pero no es una obligación. Según la antropología de la reproducción, el tema del embarazo y el parto no se limitan solamente a una cuestión biológica sino que están culturalmente moldeados en cada grupo o sociedad de manera particular[2]; en ese sentido, no por el hecho de ser capaces biológicamente para hacerlo, es necesario reproducirse (Blázquez, 2005).

Lo malo

En nuestro país la situación es escalofriante: decidir no es una opción. El aborto es legal solo por causa terapéutica. Así, en el 2014 se aprobó a través de la RS No. 486-2014, el protocolo para la Interrupción Voluntaria por Indicación Terapéutica del Embarazo (realización de un aborto legal por poner en riesgo a la madre); no obstante, el procedimiento resulta bastante complicado porque hay demasiadas condiciones para que se realice. Por su parte, el aborto por causal de violación no es una opción. Pese a haber sido presentado en octubre[3] del año pasado como un proyecto de ley, sigue en comisión esperando ser discutido.

Mientras tanto, a diciembre del 2016, según el sistema de registro de casos del Centro de Emergencia de la Mujer (CEM), se conocen 7,488 casos de violencia sexual, dato que excluye los casos que no fueron informados a dicho sistema. En ese sentido, estamos hablando de muchos más casos. ¿Cuántos de estos producen embarazos? Si bien no se cuenta con un número exacto, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar - Endes 2016, en el Perú las cifras reflejan que el 19.3% de los nacimientos no fueron deseados. Además, 56% de las muertes maternas en adolescentes son por suicidio[4], lo que añade a la cifra jóvenes que habrían llevado embarazos no deseados. Y si a los nacimientos no deseados ocurridos entre los años 2012 y 2016 se le agregan aquellos que se hubieran querido diferir, el porcentaje aumenta a 51.6%[5].

Cabe resaltar, que por un lado, el 22.7% de adolescentes alguna vez embarazadas se encuentra en el área rural y el 23.3% en la Selva; por otro lado, hay un 9.8% en el área urbana y un 6.7% en Lima Metropolitana[6].

Lo bueno

Felizmente, algunas cifras contagian algo de alegría esta primavera. La demanda para espaciar y para limitar (la reproducción) suma 84,4%, para el año 2016, mientras que la demanda insatisfecha presenta una disminución en los últimos 10 años (8,4% en el 2008 y 5,9% para el año pasado). Asimismo, las cifras nos muestran que el deseo de las mujeres de tener más hijas y/o hijos va disminuyendo. En el año 2016, el 59.7% de mujeres unidas expresaron que no deseaban tener más hijas o hijos. Esta disminución – asociada a una mayor oferta de métodos anticonceptivos - se percibe en mayor medida en aquellas mujeres de 15 a 19 y de 25 a 29 años de edad. Sumado a esto, se ve la tendencia que a partir de los 30 años, el porcentaje disminuye rápidamente. En el caso de las mujeres no unidas y sexualmente activas, el 87.0% estaba usando algún tipo de método anticonceptivo[7].

Así pues, la reproducción no tiene por qué ser una obligación, representar el “ideal” o la “realización” de toda mujer. Esta primavera invita a la reflexión porque las decisiones que tomamos las mujeres peruanas sobre nuestros cuerpos no se dan en un ambiente de flores y colores. La situación es dura y muy a pesar de que se aprecian avances en cuanto a la planificación familiar, el amparo del Estado sigue siendo muy precario.Todasdeberíamos poder ejercer nuestro derecho a decidir y tener un  Estado que lo garantice.

Más información sobre planificación familiar, más respeto por la autonomía sobre nuestros cuerpos y la despenalización del aborto para que no decidan por nosotras. La decisión sobre nuestros cuerpos es nuestra.


[2] Véase: María Isabel Blázquez Rodríguez. 2005. Aproximación a la antropología de la reproducción.

[4]En: Violencia contra las mujeres adolescentes (UNFPA Lima, 2012)

[5]Informe Endes 2016

[6]Endes 2016

[7]Endes 2016

Alejandra Fuentes y Ana Lucía Núñez forman parte del programa Comadre Jr. de la Plataforma Comadres, espacio que busca posicionar el trabajo de las mujeres en el análisis de la política nacional e internacional.

 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Alejandra Fuentes
Comadres
    Comentario Destacado
    E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
    El Video de la semana
    Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)