Noticias SER
Logo SER

El grito por una mejor economía rural

Enviado el 11/10/2017

“Why is it so hard to make it in America? (¿Por qué es tan difícil hacerla en América?)”, gritaba el cantante Charles Bradleyen el debut de su álbum “No Time for Dreaming” en el 2011. Bradley, oriundo de Gainesville, Florida, llegó a la fama un poco tarde, a los 62 años. Bradley, quien fue pobre toda su infancia y plomero durante toda su vida adulta, fue un imitador de James Brown que, finalmente, grabó un par de discos que lo llevaron a la fama. Él, “The Screaming Eagle of Soul”, como se hacía llamar, falleció el 23 de setiembre de 2017, a los 68 años.

La mayoría de inmigrantes que llegan a Estados Unidos, incluyéndome, podríamos afirmar lo que el buen Bradley gritaba. Sí, es difícil hacerla en este país. El precio por una buena educación es desorbitante y la competencia por un trabajo fijo o a tiempo completo que brinde estabilidad económica es una lucha constante. Agregaría que es aún más difícil hacerla en un país dividido entre lo urbano y lo rural. Desde hace un año empecé a trabajar en el ámbito rural como planificadora regional en Florida central. Esta región y, especialmente, sus comunidades rurales, aspiran al desarrollo. Un desarrollo que durante más de un siglo se concentró en la industria de los cítricos, pero que desde hace más de diez años viene adoleciendo increíbles perdidas debido al “citrus greening” o enverdecimiento de los cítricos. Esta enfermedad que es causada por una bacteria en el sistema vascular del fruto y eventualmente mata el árbol, ha transformado la economía de Florida y ha provocado nuevas e innovadoras propuestas para la promoción de desarrollo local.

En Florida, donde el 48% de los condados son rurales, el estado[1] ha tomado las riendas para promover el desarrollo económico y disminuir la pobreza a través del programa REDI, Rural Economic Development Initiative (Iniciativa para el desarrollo económico rural).  Este programa, así como el programa Competitive Florida Partnership, se encargan de visibilizar los mejores activos de cada municipio o condado y los utilizan para contribuir al desarrollo de éstos.  El resultado de ambos programas tiene como producto planes de acción de cinco, diez y treinta años que son insertados en el plan urbano integral de cada municipio.

La metodología que utilizan los gobiernos locales urbanos y rurales en Florida es el Asset-Based Community Development(ABCD), desarrollado en años ochenta por John McKnight y Jody Kretzmann, como una alternativa a la aproximación de desarrollo comunitario enfocado en recursos de la comunidad antes que en sus necesidades (assets-based vs. neeeds-based approach). En otras palabras, la metodología ABCD se enfoca en el mapeo y empoderamiento de los recursos comunitarios y el uso de herramientas para el máximo aprovechamiento y adopción de políticas públicas que promuevan su desarrollo social y económico.

Pensar en el desarrollo económico para una región o comunidad no sólo involucra la aplicación de metodologías comunitarias sino también la promoción de un compromiso por parte de los ciudadanos y representantes locales en la formación de planes que se ajusten a las necesidades y recursos locales y que sean alcanzables, como a través de las alianzas público privadas. En el caso de Gainesville, tierra natal de Bradley, los residentes, gobiernos, inversionistas, negocios y el sector educativo colaboran para fomentar un ambiente que sea saludable para el fortalecimiento empresarial. Una alianza fruto de un proceso de colaboración y compromiso para un horizonte de largo plazo.

Hace más decincuenta años en ciudades como Gainesville, era imposible pensar en desarrollo económico. La madre de Bradley lo sabía muy bien y por eso llevó al pequeño Charles de ocho años a Nueva York. Sin embargo, el Gainesville de hoy ya no es el Gainesville de Bradley.  Gainesville es ahora sede de la Universidad de Florida, principal conductor de desarrollo local gracias al modelo Rosen-Robacky al Plum’s Creek Plan, adonde trabajadores migran de otras ciudades ya que los salarios son significativamente altos en comparación al costo de bienes, servicios y amenidades.  Adicionalmente, el condado de Alachua donde se encuentra la ciudad, fue uno de los primeros en aceptar aplicaciones de agricultores y dispensadores de marihuana medicinalen Florida, con los cual se dinamizaría la economía local durante los siguientes cinco años según algunos estudios.

Si, quizá es difícil hacerla en Estados Unidos, pero los gobiernos locales están trabajando para que ya no sea imposible.

Esta semana la columna de Comadres cuenta con la colaboración especial de Leny Huamán. La Plataforma Comadres es un espacio que busca posicionar el trabajo de las mujeres en el análisis de la política nacional e internacional.

 




[1]
Estado como entidad política constitucional de Estados Unidos y no como gobierno central/federal

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Leny Huamán
Comadres
    Comentario Destacado
    En el trato cotidiano y familiar se construye una narrativa y una experiencia, del ejercicio de los roles de género. Vivencias llenas de contradicciones y malestares. Creo que necesitamos cambios domésticos para construir cambios culturales, donde no solo cambie