Noticias SER
Logo SER

Cerca de mil estudiantes fueron afectados por lluvias en Cajamarca

Enviado el 10/05/2017
Por: 
Ronald Ordoñez

Pasado el periodo de lluvias, el trabajo de reconstrucción hacia adelante significará una dedicación especial, considerando los graves daños que se han producido. A lo informado en ediciones anteriores de Noticias SER respecto al sector agropecuario y de infraestructura vial, esta semana, el director regional de Educación, Wilson Baca Altamirano brindó algunos datos sobre las consecuencias que han dejado las lluvias en la infraestructura educativa.

Según el funcionario de Educación, el distrito de San Benito en la provincia de Contumazá es el más afectado. En el lugar, 3 instituciones educativas del nivel primario colapsaron en su totalidad, ocasionando que más de 100 estudiantes tengan serias dificultades para estudiar. Ante esta situación, se han alquilado e incluso prestado locales de modo que las clases puedan ir recuperándose hasta que puedan instalarse las aulas prefabricadas gestionadas con el Ministerio de Educación, pues es imposible que en el breve plazo se construya una nueva infraestructura: “Obviamente que la solución final es construir una nueva institución, pero sabemos que eso tiene sus plazos y no puede hacerse rápidamente. En este momento los estudiantes están desarrollando sus labores en infraestructura que no ha sido necesariamente construida para educación”, señaló.

Se calcula que un promedio de mil estudiantes a nivel regional han sido afectados por el periodo de lluvias, ya sea por el bloqueo de vías de comunicación o daños a la infraestructura educativa.  Del mismo modo, en algunas instituciones educativas en Contumazá o San Miguel se han registrado preocupantes averías a algunas aulas, por lo que se ha decidido organizar las clases en dos turnos y utilizando los ambientes que no se han visto afectados. “Han sido dañadas de manera parcial. En algunos casos los cercos perimétricos o las áreas de cocina, que no son vitales por lo pronto para poder desarrollar labores escolares” agregó.

A pesar de la situación complicada, se ha conocido el caso del distrito de Miracosta en Chota, uno de los lugares que hasta la fecha se encuentra incomunicado, pero en el que las clases no se han interrumpido significativamente, debido a que directores y profesores han planteado diversas alternativas para llegar a sus centros de trabajo.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Cavilando

Justicia que no es justicia

Mirtha Vasquez

Historia

Corruptores y funcionarios corruptos ...

Nicanor Domínguez Faura

Visiones del desarrollo

Perú con P de Patria

Fabiola Yeckting Vilela

Otrosí digo

Nos siguen pegando abajo

Ana María Vidal

Ideas del Sur

Lo que está en juego en Brasil

Alfonso Bermejo

La trenza suelta

Cantuta y el país en vigilia

Cruz Silva Del Carpio

Comentario Destacado
Entrevista que aporta un reflexión muy sugerente y bien informada. Hay puntos, por supuesto, que requerirían mayor discusión. Apunto uno, ¿los maestros necesitan del acompañamiento de antropólogos para "comprender" la cultura de los educandos, varones y mujeres? Y, ¿por qué los antropólogos? ¿cualquier antropología? No es tan simple. En mi concepto, lo que tendría que verse, identificarse, deconstruirse, es el mecanismo de poder del aula, currículo incluido, que es lo que defi