Noticias SER
Logo SER

Deportaciones: en el mismo saco

Enviado el 03/05/2017

Un nuevo fantasma recorre el mundo en estos tiempos, fantasma que va multiplicándose y generando que nuevos muros, visibles e invisibles, se levanten y separen a la humanidad. Las últimas campañas electorales tanto en Francia como en Estados Unidos han estado impregnadas de xenofobia, de discursos de odio hacia los otros, las otras, las y los migrantes, quienes huyen de guerras y persecuciones, escapan de la pobreza y de la violencia, buscando el sueño de vivir con dignidad o de solo salvar su vida y la de sus familias y llegan a nuevos puertos cargados de esperanza. La candidata ultraderechista de Marine Le Pen, quien disputará la segunda vuelta con el candidato liberal Emmanuel Macron dentro de unos días, ha dicho: "No tengo nada en contra de los extranjeros, pero les digo que si vienen a nuestro país, no esperen (...) ser atendidos, ser curados o que sus niños reciban educación gratuita, eso se acabó.”[1] No tiene nada contra los extranjeros, pero propone no solo la expulsión de una persona extranjera en situación irregular, sino que no se reconozca la nacionalidad inmediata a los hijos o hijas que nacen en Francia o que se incluya un impuesto adicional cuando se contrata a personas extranjeras, supuestamente para favorecer la contratación de nacionales.

El presidente Donald Trump -también en su campaña- prometió que tomará medidas frente a la emigración irregular, poniendo a todas las personas que no cuentan con los papeles en regla en el mismo saco, llamándolos delincuentes. “La campaña contra criminales ilegales es meramente en mantenimiento de mi promesa de campaña. Miembros de bandas, traficantes de droga y otros están siendo deportados"[2], declaró, prometiendo la creación de fuerzas especiales para arrestar a todo migrante irregular y eliminar todas las ordenanzas que emitió Obama para permitir la residencia temporal. Hay que señalar, por cierto, que la expulsión de extranjeros con medidas cada vez más rápidas y sin mucho respeto a los derechos humanos ya se ha venido dando desde hace unos años. Por ejemplo, solo en el 2016, 406 peruanos y 1.156 colombianos fueron deportados de Estados Unidos.[3]

Hablar del extranjero, o de la extranjera, sin rostro, sin nombre, acusando a esa gran masa humana de ser delincuente, es la forma para justificar que sean eliminados del espacio común, es una medida muy efectiva de ganar audiencia y simpatía, porque nadie quiere vivir con inseguridad en su casa a o en su barrio, ni nadie quiere quedarse en su propio país desempleado o sin seguridad laboral. Es también terriblemente perverso porque va carcomiendo la confianza que puede haberse generado en una comunidad con la diversidad de procedencias y hace que ya no se vea al vecino a la amiga migrante con la misma mirada, sino a través del miedo, de la incertidumbre, de la desconfianza que rompe cualquier tejido comunitario.

Pero esta especie de promoción xenofóbica no es un asunto solamente de los países del norte frente a la emigración del sur, sino que también se está dando en nuestros países, como una forma de responsabilizar a los migrantes de los males generados por las pésimas políticas que se implementan y del fracaso de los gobiernos de responder a las demandas y necesidades de las grandes mayorías. Es así como se les acusa de quitar los empleos a los nacionales, de que ensucian, de que roban, de delincuentes. Un claro ejemplo de ello fueron las declaraciones del senador kirchnerista Miguel Pichetto, quien, exigiendo nuevos controles migratorios, dijo que son necesarios para que Argentina deje de ser “el ajuste social de Bolivia y el ajuste delictivo de Perú”. Y precisó su pensamiento diciendo: “Perú resolvió su problema de seguridad y transfirió a todo el esquema narcotraficante: las principales villas de la Argentina están tomadas por peruanos. La Argentina incorpora toda esta resaca.”[4]

Estos discursos también están apareciendo por estos lares. Hace unos pocos días, el Ministro del Interior Carlos Basombrío puso un tuit en el que decía: “Hemos expulsado a más de cien extranjeros ilegales. Serán 300 en julio y 600 a fin de año. Perú es hospitalario, pero no tonto”.[5] En ningún momento se dice que los expulsados son delincuentes o que tienen una cuestión penal que pagar. No, sólo se dice que están “ilegales”, es decir que tienen un problema administrativo que puede tener alguna solución si es que existe la voluntad de resolverlo. No queda muy claro tampoco cómo es que sabe con tanta exactitud la cantidad de extranjeros que serán expulsados en ese horizonte temporal, cuál es la medida para determinar eso, ni cuáles son los motivos. No puede dejar de pensarse en los miles y miles de emigrantes, peruanos y peruanas, latinos y latinas, que están en la misma situación en Estados Unidos y que verán sus vidas rotas cuando les caiga la migra y los deporte a países que apenas conocen, pues en muchos casos el proceso migratorio fue realizado cuando eran niños y niñas. No cabe duda de que hay personas que han delinquido y que deben ser juzgadas y deportadas si ese es el caso y la ley lo permite, pero la acusación general es la que encierra mayor peligro, pues exacerba los ánimos, genera miedo y así, de a poco, el odio hacia quienes se cree generan la inseguridad que vivimos.

Han salido nuevas informaciones de deportaciones a ciudadanos y ciudadanas, especialmente colombianos, grupo que está sufriendo una especial estigmatización por la existencia de algunos extorsionadores de esa nacionalidad, que están haciendo de las suyas. Se están realizando deportaciones exprés sin mucho trámite. Una mujer en la página de Facebook de madres migrantes maltratadas solicita:

“Chicos por favor compartan esto fue el día de ayer que injustamente deportaron al papá de mi hijita por segunda vez y lo peor es que los deportan sin importar que si tienen familia o tienen sus papeles en regla, hagamos algo para que esto no vuelva a pasar.”[6]

Por otra parte, hay que mencionar que la nueva ley de extranjería trajo esperanza de que los trámites se simplifiquen y que la opción por la residencia sea menos engorrosa, especialmente para muchas mujeres extranjeras, madres de familia que viven o han vivido violencia de parte de sus parejas peruanas y que mantienen aún la incertidumbre y el desamparo. Al no tener papeles en regla, no pueden trabajar, recibir atención médica, tener condiciones de vida aceptables y dependen aun para ello de la relación conyugal. Por otro lado, no se han dado muchos avances para que cuenten con seguridad plena para quedarse en el país junto a sus hijos e hijas. Así lo ha señalado Inés Agresott, quien lidera el colectivo de mujeres migrantes maltratadas:

“A esa madre sin documentos le piden demostrar sueldos en UIT’s. A esa misma mujer que tiene años escondida, que mantiene deudas migratorias. Esa abuela viuda que fue esclava de su hombre que por décadas no le otorgó ningún documento en este país. Esa mujer que ha dormido bajo la lluvia porque su dueño la puso en la calle a media noche y no tiene a nadie en el país, obligada a tomar las fotos de las heridas de la paliza, porque la comisaria no quiso aceptar la denuncia porque seguro esa loca puta extranjera se lo merecía.”[7]

En estos días, la entrega de facilidades a cientos de migrantes procedentes de Venezuela para obtener permisos temporales de permanencia ha enviado un mensaje a la ciudadanía de que es muy fácil obtener los papeles para quedarse en el país y que cualquier extranjero podría hacerlo. Hay que decir que esa percepción no tiene mucho asidero en la realidad para muchas otras personas extranjeras, que no cuentan con grandes recursos para invertir, o no tienen aún un contrato de trabajo o un ingreso que cuadriplique el sueldo mínimo para optar por la nacionalización o para ser migrante definitivo.

El Perú es un país acogedor, muchas personas extranjeras hemos decidido por diferentes motivos afincarnos en sus playas. Esperemos que el trato que se nos dé sea justo y que haciendo honor a la solidaridad y apertura de peruanos y peruanas se traten los casos según corresponda, que no se coloque a todos y todas en el mismo saco, que se separe la paja del trigo y se facilite la estadía de las mujeres extranjeras que habiendo sufrido violencia están luchando para quedarse junto  a sus hijos e hijas, de aquellos y aquellas que aman el país como la patria elegida y que quieren poner su granito de arena para seguir construyendo un Perú mejor y más justo.

 




[1]
“No más educación gratuita para extranjeros ilegales en Francia: Le Pen”, El Tiempo, 8 de diciembre del 2016. http://www.eltiempo.com/mundo/europa/marine-le-pen-candidata-de-ultrader...

[2]“Trump reafirma promesa de campaña con redadas anti-inmigrantes”, Noticel, 12 de febrero del 2017. http://www.noticel.com/noticia/200059/trump-reafirma-promesa-de-campana-...

[3]“406 peruanos fueron deportados de Estados Unidos el 2016”, La República, 15 de febrero del 2017. http://larepublica.pe/sociedad/848678-406-peruanos-fueron-deportados-de-...

[4]Fernando Gutiérrez, “La xenofobia argentina en pleno auge”, El Observador, 4 de diciembre del 2016. http://www.elobservador.com.uy/la-xenofobia-argentina-pleno-auge-n1006398

[6]https://web.facebook.com/caroline.navarro3?hc_ref=PAGES_TIMELINE

[7]Ines Agresott, “Locas, putas, extranjeras”, Revista IDL N° 269, abril 2017. http://revistaideele.com/ideele/content/locas-putas-extranjeras

Comentarios (1)

Mi solidaridad total con los

Mi solidaridad total con los hermanos colombianos y sudamericanos que vienen a nuestras tierras. Mi rechazo a toda forma de discriminación, incluyendo a las que practican ciertos peruanos contra otros peruanos. Una pena que el ministro del Interior, otrora luchador por los derechos humanos, fije cuotas de deportaciones para el futuro inmediato. ¿Con qué cara después criticar la política imperialista y xenófoba de Trump?

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)